Los 7 Sacramentos

15 comentarios


Los Sacramentos son signos sensibles que nos ayudan a alcanzar el reino de los cielos.Son escalones que van de acuerdo a las etapas de nuestra vida y estos son: Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio.


1. Bautismo: Es el sacramento que nos hace Hijos de Dios, miembros de la Iglesia y nos limpia el pecado original.

Tipos de Bautismo:
  • Agua: Este bautismo es el que comunmente conocemos, el que recebimos todos el día que nos bautizaron. Sin embargo, el bautismo de agua se clasifica de 2 maneras: Por asperción y por sumerción. El primero es el bautismo donde se le derrama agua en la cabeza el niño o al adulto; el segundo es donde se sumerge en agual al niño, este bautismo lo podemos ver el Sábado de Gloria en la misa de la vigilia pascual.
  • Sangre: El bautismo de sangre es aquel que se le aplica a los mártires, es decir a los que mueren defendiendo su FE.
  • Deseo: Es el bautismo que se les da a todas aquellas personas que mueren con el deseo de ser bautizadas y que por razones de fuerza mayor no tuvieron la dicha de tener un bautismo de agua.
2. Confirmación: Es el sacramento que nos convierte en Soldados y Apóstoles de Cristo. Aquí se nos concede la gracia de recibir por segunda vez al Espíritu Santo quién viene a derramar sobre nosotros 7 dones; Sabiduría, Entendimiento, Ciencia, Consejo, Piedad, Fortaleza y Temor de Dios.

En el sacramento de la confirmación renovamos nuestras promesas bautismales, aquellas promesas que adquirimos el día que nos bautizaron y que muchos no recordamos porque eramos unos niños. Este sacramento viene a representar un segundo SI al Señor, es decidir por nosotros mismos que queremos seguir a Jesucristo y predicar su palabra.

3. Eucaristía: En este sacramento, recibimos por primera vez y para siempre el Cuerpo y Sangre de Cristo que nos alimenta nuestra vida espiritual y nos recuerda la historia de nuestra salvación; es decir, que Jesús murió y resucitó, que fue entregado como cordero al matadero y todo para redimirnos de nuestros pecados.

Este es el sacramento que nos deja ver y sentir que Dios está siempre con nosotros y quiere estar dentro de nosotros como signo de unidad para que seamos uno solo en Él.

4. Penitencia o Confesión: El sacramento de la penitecia nos sirve para reconciliarnos con Dios y pedirle perdón por las faltas que hemos cometido.

Para hacer una buena confesión necesitamos seguir 5 pasos:
  • Examinar nuestra conciencia
  • Arrepetirnos de nuestros pecados
  • Proponernos nos volver a pecar
  • Confesar nuestros pecados
  • Cumplir la penitencia que nos manda el sacerdote
Cumplir estos pasos nos ayuda a tener una conversión mas sincera y leal a Dios porque nos tomamos el tiempo para recordar aquellos pecados que en el momento no tenemos en mente. Para alcanzar una buena confesión también es importante que sepamos cómo vamos a decir nuestros pecados y para esto tenemos unas características:
  • No decir los pecados del prójimo sino los propios
  • No redundar en el pecado decirlo tal cual es sin brindar detalles, no es necesario
  • Escuchar al sacerdote si nos interrumpe con algún consejo
Recordemos que en ese momento el sacerdote se convierte en Jesucristo, por lo que debemos mostrarle respeto y confianza para sacar todo lo que llevamos dentro y que no nos deja vivir.

5. Unción de los enfermos: Es el sacramento que nos conforta en nuestra enfermedad. Con este sacramento recibimos la sanación de nuestra alma para aceptar la voluntad de Dios y si tenemos mucha fe recibimos la sanación de las enfermedades del cuerpo.

6. Orden sacerdotal: Es el sacramento que consagra a los hombres elegidos por Dios; es el sacramento donde se ordenan hombres a sacerdotes-discípulos de Jesucristo para que difundan su palabra a toda la humanidad, den ejemplos de vida, sigan su ministerio, conviertan almas, liberen los pecados y contribuyan a la salvación de la humanidad con sus enseñanzas y ejemplos.

También podemos aplicar este sacramento a la consagración de mujeres a la vida religiosa en cualquier tipo de orden ya sean Carmelitas, Clarisas, Benedictinas, Carmelitas descalzas, entre otras...

7. Matrimonio: Es el sacramento en el que Dios bendice el amor entre el hombre y la mujer y los une para que sean una sola persona y puedan sacar adelante su matrimonio cumpliendo los mandatos de la ley de Dios y procreando hijos para Dios.